BLOG

¿Cómo gestiono la Tesorería de mi negocio?

Para un Autónomo o una Pequeña Empresa, la Tesorería (Disponer de dinero en efectivo) es una de las tareas más importantes en su negocio.

No sirve de nada facturar mucho, si en nuestra caja o banco no tenemos dinero para poder hacer frente a nuestros gastos diarios y recurrentes.

Es por ello, que como Autónomo o gerente de una pequeña empresa, debes asumir las tareas, actividades y procesos de la gestión de la tesorería.

¿A qué se refiere la gestión de la tesorería?

precio por ser autónomo en España

Implica realizar un control exhaustivo y continuado de todos los pagos a proveedores, cobros de clientes, gestiones con entidades financieras, y en definitiva, todas aquellas operaciones monetarias relacionadas con el flujo de caja de una empresa.

Además, es importante realizar una previsión y planificación futura de las necesidades de dinero que vas a necesitar en tu negocio en unas fechas determinadas, o bien, en qué momentos del año se producen excedentes de tesorería, y poder así, sacarles provecho.

A este proceso, se le denomina Presupuesto de Tesorería. Un documento que debes elaborar con tranquilidad y análisis, determinando por meses, cuales serán las entradas de dinero (en función de las ventas y los plazos de cobro), y cuales serán las salidas de dinero, en función de tus compras, gastos, impuestos y plazos de pago).

A partir de esta información prevista, obtendrás para cada mes un resultado, que puede ser excedente de tesorería, o bien, por el contrario, insuficiente tesorería para afrontar los gastos.

¿Y qué puedo hacer para mejorar y tener más controlada la tesorería de mi negocio?

Gestión de Tesorería

Prever todos los pagos que se producen al año

Es importante tener controlados aquellos pagos, que no son periódicos, pero se realizan a lo largo del año: Seguro del coche, impuesto de sociedades, comisiones bancarias, etc…)

En el momento de realizar el presupuesto de tesorería, que debería realizarse durante el último trimestre del año, con la previsión de todo el año siguiente, deberíamos averiguar y controlar en qué momentos del año se producirán estos pagos puntuales, y que no nos vengan de golpe.

Modificar y agrupar los vencimientos de pago a proveedores

Para empezar, debes negociar con tus proveedores un plazo de pago con el que te puedas sentir “cómodo”. Idealmente, el plazo de pago debería ser superior al plazo de cobro por parte de tus clientes.

Además, y para controlar la salida de tesorería, deberías agrupar todos los pagos a una fecha concreta en el mes. Es decir, fijarte un único día de pago al mes, por ejemplo el día 20.

Analiza los clientes con los que quieres trabajar

De nada sirve facturar, si luego no te paga el Cliente. Para evitar posibles efectos de morosidad, o bien, facturar a clientes que no son buenos pagadores, es importante, realizar un estudio previo del cliente con el que trabajaremos.

Analizar si tiene las cuentas saneadas, o si ha tenido problemas de pago con otros proveedores, te ayudarán a decidirte si vale la pena trabajar con ese cliente.

Realiza las facturas rápidamente y sin errores

Parece mentira, pero en muchas ocasiones, los problemas de cobro, o su temporalidad, es debido a la falta de organización y gestión eficaz en el proceso de facturación.

Es muy importante, llevar un control riguroso de las fechas de vencimiento, y sobretodo, realizar una factura que incluya todos los aspectos determinantes y necesarios por ser un documento legal que une a las dos partes.

En el siguiente artículo, Los 9 elementos clave de una Factura Perfecta, te contamos al detalle como debes realizar una factura para mejorar el proceso de facturación y de cobro.

Averigua cuales son las fuentes de financiación más idóneas en cada momento

Si tu presupuesto de tesorería te indica que en ciertos meses tendrás problemas de liquidez, debes acudir a tu entidad financiera y estudiar las posibles vías para obtener liquidez y afrontar los pagos recurrentes.

Eso sí, es importante que acudas con tiempo, ya que así podrás negociar con mayor tranquilidad y garantía los costes adyacentes a la petición de financiación.

Esto tan solo podrás hacerlo, si eres capaz de realizar previsiones a largo plazo de tu tesorería. Si acudes con urgencia, lo más probable es que obtengas financiación a un coste elevado.

Por el contrario, si tienes la capacidad de obtener excedentes de tesorería en momentos determinados del año, debes aprovecharlo, y ser capaz de mover este líquido y obtener intereses.

 

Así que ya ves, gestionar la Tesorería de tu negocio al día, te permitirá anticiparte y adaptarte a las necesidades de flujo de caja que tengas cada mes.

Ahora, pregúntate: ¿Cómo gestiono la Tesorería de mi negocio?

Blueindic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Prueba nuestro programa de facturación.

Saber más »

Asesoría online por solo 20€/mes.
Más info »

Artículos relacionados