¿Cómo se calcula el precio de Venta con IVA?

¿Cómo se calcula el precio de Venta con IVA?

En el proceso de salida de un producto o servicio al mercado, es fundamental y esencial realizar un estudio para calcular el precio idóneo por el que debes venderlo.

Para calcular este precio, es prioritario realizar un cálculo de los costes que asumes por tu actividad y producción de tu servicio o producto, más el margen de beneficio que quieres ganar por cada uno de tus productos o servicios vendidos.

No obstante, también es importante tener en cuenta el valor de IVA que hará incrementar el precio que pagarán tus Clientes por tus productos o servicios.

El IVA incrementa el precio de venta de los productos y/o servicios

En muchas ocasiones, los particulares y consumidores finales no se dan cuenta de la importancia del valor del IVA en el precio de un producto o servicio.

El caso más claro y como ejemplo es el siguiente:

En un anuncio publicitario de un coche, vemos que el precio final de un coche es de 25.000€. No obstante, no caemos en el hecho de que ya está incluido un porcentaje de IVA (en este caso: 5.250€) que van directos hacía las ganancias de la Agencia Tributaria.

El concesionario del coche, realmente obtiene por esta venta un valor de 19.750€. Y claro está, a mayor valor y precio del coche, el importe del IVA será mayor.

Este caso sucede con todos los productos y servicios que compramos en nuestro día a día. (Electrónica, ropa, comida, etc…)

¿Cómo interviene el Autónomo y Empresario en una venta con IVA incluido? 

Los Empresarios y Autónomos realizan el proceso de intermediación y de recaudación del impuesto del IVA. Impuesto que solo paga el consumidor final.

Es decir, utilizando el ejemplo del coche, la situación seria la siguiente:

1.-El Cliente final compra el coche por un valor de 25.000€

2.-El concesionario, cobra los 25.000€ pero en el impuesto del IVA deberá tributar por 5.250€ y pagarlos en la Agencia Tributaria.

3.-El concesionario obtiene una venta final y real de 19.750€

Por lo tanto, el precio de un producto o servicio, además de estar incrementado por el margen o beneficio que se quiere obtener a partir de unos ciertos costes, también llevará asumido e incrementado un importe relativo al impuesto del IVA.

Además, el Empresario o Autónomo tiene la obligación de realizar las gestiones correctamente y realizar el modelo tributario del IVA cada trimestre. Si existen errores, incidencias o retrasos, es posible que pueda repercutir en sanciones.

¿En qué magnitud incrementa el IVA el precio final de un producto?

El impuesto del IVA siempre es calculado bajo la Base Imponible del producto o servicio que se vende. Se calcula un porcentaje, también denominado gravamen, sobre el importe del producto o servicio. 

Actualmente, en España los porcentajes de IVA son los siguientes:

-IVA Super reducido (Porcentaje del 4% sobre la Base Imponible)

-IVA Reducido (Porcentaje del 10% sobre la Base Imponible)

-IVA General (Porcentaje del 21% sobre la Base Imponible) 

Existe una ley concreta, denominada Ley del IVA, que indica y coordina cuáles son los productos y servicios que deben ser gravados por un determinado IVA u otro.

A nivel general y amplio, te definimos varios bloques o grupos:

- El IVA Super reducido del 4% se aplica en: 

Productos alimentarios básicos, revistas y periódicos, medicamentos, prótesis, vehículos para personas con movilidad reducida, etc.

- El IVA Reducido del 10% se aplica en:

Otro tipo de alimentos no básicos, agua, viviendas, flores y plantas, transportes, hostelería, etc…

- El IVA General del 21% se aplica en: 

El resto de actividades que no están englobadas en ninguno de los otros tipos de gravamen de IVA.

¿Cómo se calcula el precio de Venta con IVA?

Tal y como hemos indicado, el IVA se calculará realizando y calculando el porcentaje (4%, 10% o 21%) sobre la Base Imponible del producto o servicio.

Veamos varios ejemplos: 

1.-Para un tipo de IVA Super reducido del 4%

En una panadería, el precio de una barra de pan es 1€. Al ser un producto con IVA super reducido, debe realizarse un gravamen del 4%.

Así pues, el valor del IVA es 0,04€ y el precio total de la barra de pan: 1,04€

En este caso, el propietario de la panadería habrá generado una venta de 1€ y los otros 0,04€ deberá pagarlos a la Agencia Tributaria.

2.-Para un tipo de IVA Reducido del 10%

En un restaurante, habéis comido toda la familia y el valor de todos los platos es de 100€. Al ser un producto con IVA reducido, debe realizarse un gravamen del 10%

Así pues, el valor del IVA es de 10€ y el precio total de la cena es de 110€.

En este caso, el propietario del restaurante habrá generado una venta de 100€ y los otros 10€ deberá pagarlos a la Agencia Tributaria.

3.-Para un tipo de IVA General del 21%

En una tienda de electrónica compras un televisor que tiene un precio de 1.000€. Al ser un producto con IVA general, debe realizarse un gravamen del 21%.

Así pues, el valor del IVA es de 210€, y el precio total del televisor de 1210€.

En este caso, el propietario de la tienda habrá generado una venta de 1000€ y los otros 210€ deberá pagarlos a la Agencia Tributaria.

¿Cómo fijar correctamente el precio con IVA incluido de un producto o servicio? 

Como Empresario o Autónomo, y si tus productos y servicios están sujetos a IVA, (existen casos en que los productos y servicios están exentos o no sujetos a IVA) es importante y vital que sepas calcular correctamente los precios de venta que apliques.

Desde Blueindic queremos lanzarte dos TIPS que te ayudarán en la elección del precio de venta y te permitirán mantener el beneficio por producto que querías.

¿Qué tips utilizar para calcular correctamente el precio de venta con IVA?

1.-Primero averigua el precio de venta de tu producto o servicio. Luego, añádele el impuesto del IVA para obtener el precio final. 

Aunque pueda parecer obvio, en ocasiones no lo es y no se tiene en cuenta.

Pongamos un ejemplo erróneo:

-Tengo una camiseta que quiero venderla por 10€

-Estos 10€ ya tienen un IVA aplicado. (1,74€ de impuestos).

-Por lo tanto, el precio real que cobraré por la camiseta es de 8,26

-El coste de producir y vender la camiseta es de 6,5€

-El Beneficio es de 1,76€

-En su momento, en mi presupuesto había fijado un beneficio por camiseta de 2€.

Aunque pueda parecer simple por una única prenda. Imagínate esta variación por una producción y venta de 10.000 camisetas. ¡Son nada más y nada menos que 2.400€ menos de ingresos por no haber calculado correctamente el precio final. 

El ejemplo correcto, seria el siguiente:

-El coste por producir y vender una camiseta es de 6,5€

-Quiero ganar un beneficio por camiseta de 2€

-El precio de cada camiseta es de 8,5€

-Al tenerle que añadir un IVA del 21%, el precio final a mercado es de 10,285

Gracias a este calculo, mantengo el beneficio por camiseta que me había planteado: 2€.

2.-Para calcular el coste de tu producto o servicio no tengas en cuenta el IVA que te cobra tu proveedor. 

De la misma forma que el Empresario o Autónomo no obtiene el IVA que gana por sus ventas, tampoco debe pagar el IVA que paga a sus proveedores.

Es importante, que al realizar el calculo de los costes que te incumben el producción o realización de un producto, tengas en cuenta los costes reales para poder determinar correctamente el beneficio y valor final del producto a la venta.

Como hemos comentado anteriormente, el Empresario o Autónomo es un mero recaudador del impuesto del IVA.

Por ello, trimestralmente deberá ir liquidación el IVA en función del que haya pagado o cobrado.

En el siguiente enlace: ¿Qué es el IVA y como se aplica? te explicamos con mayor tipo de detalles todo el procedimiento del impuesto del IVA.

¡La mejor fórmula para fijar el precio de un producto! 

Partiendo de la base y utilizando los dos TIPS mencionados, existe una fórmula simple y ágil que permite obtener el precio final de un producto o servicio, sin que afecte al margen o beneficio que se espera por cada venta.

Para verlo más claro, te lo detallaremos en un ejemplo:

-Se trata de una empresa que vende Mesas de comedor.

Cada mes cuesta 100€ (más 21% de IVA, que son 21€)

El margen por cada venta debe ser de 100€

Cálculo del precio final:

100€ de costes a Proveedor (sin tener en cuenta el IVA)

+100€ de Beneficio

=200€ precio del Producto

+ 42€ por el 21% IVA Repercutido

=242€ Precio final producto a la Venta.

De esta manera, siempre se mantendrán los 100€ de Beneficio por cada venta.

 

Como ves, el impuesto del IVA puede alterar el precio final de un producto, y en ocasiones, “comerte” parte del beneficio que habías esperado por cada venta.

Para ello, es vital e interesante que previa decisión del precio final de un producto, te tomes el tiempo que sea necesario para analizar y detallar correctamente como debes determinarlo.

Desde Blueindic, el programa de Facturación para Autónomos, queremos ayudarte en todo momento en la óptima gestión de tu negocio. Gracias a nuestro programa online, los procesos más habituales para un Autónomo: Gestión de clientes, realización de Presupuestos y Facturas de Venta se realizan de una forma simple, visual y ágil.

Además, ¡Disponemos de una versión de prueba totalmente gratuita, sin compromiso ni letra pequeña, para que compruebes todo lo que puede hacer por ti!

Blueindic

 


No hay comentarios

Añadir más