¿Cuándo pasar de ser Autónomo a crear una Sociedad?

¿Cuándo pasar de ser Autónomo a crear una Sociedad?

Si te planteas emprender un negocio y lanzar tu idea al mercado, existen dos posibilidades:

-Darte de alta como Autónomo

-Constituir una Sociedad. Por ejemplo, una sociedad Limitada 

En función de tus características, modelo de negocio y estimación y proyección de negocio, te interesará más una posibilidad u otra.

Si bien es cierto, el coste para lanzar un proyecto como Autónomo siempre es más económico y rápido que con la creación de una Empresa.

Eso sí, también existen varias desventajas en el hecho de ser Autónomo, que hacen favorecer la constitución de una Empresa.

6 Diferencias entre ser Autónomo o crear una Sociedad Limitada

Entre los motivos que hacen decantar la elección entre uno y otro, se encuentra la carga impositivo que conlleva ser Autónomo o Empresa.

Dependiendo de los ingresos y Beneficios que obtengas, el pago de impuestos puede ser diferente entre las dos opciones.

Por ello, el artículo de hoy está destinado a esta variable:

¿Cuándo pasar de ser Autónomo a crear una Sociedad?

Por regla general, los ingresos  y facturación en los primeros meses de vida de un proyecto suelen ser bajos, por no decir escasos.

Ante esta situación, siempre es aconsejable empezar como Autónomo.

No obstante, ante un incremento de la Facturación del negocio, es posible que te sea más beneficioso dar el paso y salto a la creación de la empresa.

¿Qué información necesito para saber que me interesa más? 

Para tomar la decisión necesitas conocer los tramos y rangos impositivos en cada caso:

Impuesto de Sociedades para una Empresa

IRPF para el Autónomo 

Gracias a ello, y en función de una posible facturación, podrás comprara y averiguar cual es el mecanismo más idóneo para desarrollar tu negocio.

Los tramos impositivos para el IRPF

Impuesto por el que tributa un Autónomo.

La Agencia Tributaria nos traslada anualmente los tramos impositivos que deben ser aplicados para el cálculo en la declaración de la Renta.

Para averiguar en qué tramo te correspondería estar, debes calcular los ingresos que has obtenido en todo el periodo económico.

Además, tienes que tener en cuenta otras variables que hacen variar la Base Imponible utilizada para calcular el pago del impuestos. Por ejemplo: Deducciones y reducciones por tu situación personal, por tener menores a tu cargo, por discapacidad, etc…

Una vez has averiguado la Base Imponible final, tendrás que calcular el tipo impositivo que te corresponde.

Ten en cuenta que es impuesto progresivo. Es decir, a mayores ingresos más impuesto deberás pagar.

A continuación te indicamos los tramos establecidos para este 2018: 

-Si la Base Imponible está entre los 0€ y los 12.450€, la retención de IRPF es del 19%

-Si la Base Imponible está entre los 12.450€ y los 20.200€, la retención de IRPF es del 24%

-Si la Base Imponible está los 20.200€ y los 35.200€, la retención de IRPF es del 30%

-Si la Base Imponible está entre los 35.200€ y los 60.000€, la retención de IRPF es del 37%

-Si la Base Imponible está entre los 60.000€ y superiores, la retención del IRPF es del 45%.

Tipo Impositivo para el Impuesto de Sociedades

Impuesto por el que tributa una Empresa.

A diferencia del impuesto del IRPF, el impuesto de Sociedades no es un impuesto progresivo. Por lo tanto, está fijando independientemente de los ingresos que obtengas. 

¿Cuáles son los tipos impositivos del Impuesto de Sociedades?

-El tipo General está fijado en el 25%

-Tipo reducido para Emprendedores fijado en el 15% (durante los dos primeros años del negocio)

-Tipo reducido del 20% para cooperativas.

Una vez la Empresa cierra el ejercicio económico y obtiene el resultado del año, deberá aplicarle el impuesto de Sociedades que le corresponda.

Comparativa entre el IRPF y el Impuesto de Sociedades

A simple vista, ya ves que en el impuesto del IRPF, el tipo impositivo máximo a pagar es del 45%.

No obstante, las Empresas y con el Impuesto de Sociedades, el máximo que pagarían seria el 25% 

A partir de la tabla anterior de los tramos del IRPF y de la Base Imponible obtenido, podemos calcular y averiguar cuando es más interesante empezar a tributar por el impuesto de Sociedades.

Si tu Base Imponible se encuentra entre los 20.200€  y los 35.200€, el tipo impositivo del IRPF es del 30%.

Por lo tanto, si en tu negocio obtienes una Base Imponible superior, es mejor que empieces a trabajar mediante Sociedad, ya que el impuesto que pagarás se limitará al 25%. 

¡Pongamos varios ejemplos!

Ejemplo 1 

A)Como Autónomo tienes una base imponible liquida de 22.000€.

Según los tramos del IRPF, los primeros 12.450€  los tributarás al 19%,

De los 12.450€ a los 20.200€ (7.750€) le aplicarás un tributo del 24%, y el resto y hasta llegar a los 22.000€ (2.000€) tendrá aplicado un tributo del 30%.

Por lo tanto, el pago total por impuesto será de:

Tramo 1: 2.365,5€

Tramo 2:  1.860€

Tramo 3:  600€

Total:: 4.777,4€

B)En lugar de ser Autónomo eres Empresario y tu empresa ha dado un resultado en el año de 22.000€.

Con el tipo impositivo al 25%, el importe total a pagar será de: 5.500€ 

Por lo tanto, se demuestra que hasta una Base Imponible de 22.000 es mas aconsejable seguir trabajando como Autónomo. 

Ejemplo 2

A)Como Autónomo  has facturado 40.000€. Si realizamos la tabla y tramos:

Tramo 1: Los primeros 12.450€, pago impuesto de 2.365€ (19%)

Tramo 2: Los siguientes 7.750€ , pago impuesto de 1.860€ (24%)

Tramo 3: Los siguientes 15.000€, pago impuesto de 4.500€ (30%)

Tramo 4: Los últimos 4.800€, pago impuesto de 1.776€ (37%) 

Total: 40.000€ con el pago de impuestos de: 10.500€

B) En cambio, 40.000 de Beneficio en un Empresa, el pago del impuesto de Sociedades del 25% es de 10.000€

Por ello, ante una Facturación de 40.000€ ya es más aconsejable trabajar mediante la constitución de una Empresa.

Conclusiones de la decisión de Autónomo o Sociedad 

Como hemos comentado al principio del artículo, si quieres emprender un nuevo proyecto, lo más interesante y aconsejable (económicamente hablando) es realizarlo mediante el alta en Autónomo.

En el momento que la actividad empiece a incrementarse y el proyecto tenga cierta magnitud, es interesante hacer el paso hacía la constitución de la Empresa.

 

Ya seas Autónomo o Empresa, recuerda que Blueindic, el programa de Facturación y Contabilidad online, puede ayudarte a tener tu negocio controlado, realizando todos los procesos diarios de una forma visual, ágil y práctica.

¡Compruébalo con nuestra versión gratuita!

BannerPrincipalBlueindic-01-01-01

 


No hay comentarios

Añadir más