BLOG

Fases en un proceso de selección para una óptima contratación

Aunque tu negocio sea pequeño, debes gestionarlo de manera profesional. Y el primer punto, viene por realizar un proceso de selección y contratación de tu equipo humano de manera correcta y eficiente. Un buen trabajo en esta etapa inicial te revertirá en resultados positivos. Por el contrario, si tu proceso de selección no es correcto, a medio y largo plazo, vislumbrarás que los valores y competencias de las personas seleccionadas no corresponden con el modelo y estructura de tu proyecto y/o negocio.

Más del 73% del éxito de un colaborador en un oficio, depende de la integración y su seguimiento durante las primeras semanas en la empresa.

A continuación te defino las fases y características en un proceso de selección, para encontrar a las personas idóneas que necesitas para conseguir tus objetivos establecidos:

1-Definir el proyecto: Antes de elegir a tu equipo debes definir el proyecto que queréis llevar a cabo juntos. Todas los candidatos aportarían cosas positivas, pero algunos serán más pertinentes que otros en función de cuál sea tu proyecto.

2-Definir las necesidades: Se deben plantear, y en función del proyecto establecido, cuáles son las características que deben tener y cumplir los candidatos que optan al puesto de trabajo.

3-Atraer candidatos: Los candidatos cambiarán de empresa unas X veces en su vida. ¿Cómo vas a atraer a los candidatos que a ti te interesan, para después poder elegir al que mejor se adapte al perfil que has definido? Los buenos candidatos tienen múltiples opciones. Debes trabajar en tu entorno para convertirte en la 1ª opción para los buenos candidatos.

La clave para acortar el tiempo de la selección cuando tengas una necesidad es haber atraído previamente a los buenos candidatos. Por eso, siendo tantas empresas las que buscan a esos candidatos que aportan valor añadido, no debes perder ninguna oportunidad de mostrarte atractivo. Tan importante es esta fase del proceso de selección, que a día de hoy, se considera incluso como la «fase cero» de cualquier proceso de selección.

Un candidato, a la hora de elegir el lugar en el que quiere trabajar, no sólo valorará las condiciones económicas, laborales o el lugar de trabajo, sino también lo que significa para él esa compañía, la formación que le va a proporcionar, las oportunidades de progreso, si es una compañía sólida, socialmente responsable, etc.

4-Filtro de los candidatos: Una vez que tienes una buena base de datos de candidatos, harás un primer filtro de CVs a partir de criterios que hayas definido como excluyentes a la hora de Analizar el Puesto de Trabajo.

Fíjate sólo en criterios objetivos. No caigas en la trampa de intentar interpretar el orden de su CV, su foto, su dirección de correo electrónico, o su carta de motivación. Presta atención a no excluir candidatos a partir de criterios que no sean realmente excluyentes; corres el riesgo de apartar de tu proceso de selección a buenos candidatos.

5-Llamada telefónica: La llamada telefónica es muy útil para confirmar los elementos excluyentes (del Análisis del Puesto de Trabajo) no realzados en el CV y ahorrarte algunas entrevistas de cortesía. Te permite agradecer al candidato su interés y ampliar algunos puntos de su Currículum que sean relevantes para ti.

6-Entrevista Personal: El objetivo de esta fase es tener evidencias de si el candidato posee o no las competencias que hemos definido en la fase 2 (en el Análisis del Perfil Personal o Competencial).

7-Obtención del Sí del candidato: Si has realizado bien cada fase del proceso, todos los candidatos entrevistados cumplen con los criterios del Análisis del Puesto de Trabajo, detectados previamente en el CV y la llamada telefónica, lo cual te ahorrará entrevistas innecesarias.

En la entrevista de selección, habrás detectado si los candidatos cumplen, y en qué medida lo hacen, con las competencias que había definido previamente como garantes del éxito en el puesto a cubrir.

Ahora será el momento de la empresa para demostrar que esta es la empresa idónea para la obtención del Sí por parte del candidato.

8-Integración: El proceso de selección no termina cuando el candidato acepta la propuesta. Sus primeros días, son los más importantes en la empresa. Se sabe por estudios de expertos, que más del 73% del éxito en un oficio, depende de la integración y las primeras semanas en la empresa del colaborador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Prueba nuestro programa de facturación.

Saber más »

Asesoría online por solo 20€/mes.
Más info »

Artículos relacionados