La importancia de Escuchar en un equipo de trabajo

La importancia de Escuchar en un equipo de trabajo

El saber escuchar al equipo humano es uno de los aspectos más diferenciados entre el óptimo Líder y un simple gestor de equipo. A través de la comunicación con el equipo, y más concretamente escuchándoles, el líder del proyecto puede obtener valiosa información que le puede servir para encaminar y recentrar aquellos aspectos fundamentales, a la vez que trabaja como herramienta motivacional hacía el equipo.

La importancia de Escuchar en un equipo de trabajo

Características para una óptima comunicación con la escucha a nuestros colaboradores:

-Valorar al interlocutor: Demostrar preocupación y respeto por el otro es una actitud que garantiza por sí misma una impresión de interés por lo que me están diciendo. Si no valoramos a nuestro interlocutor no esperemos que éste nos valore. Guardar silencio mientras habla, asentir y mirarle a los ojos son muestras de que valoramos lo que nos dice.

-Escuchar lo que no se dice: la comunicación encuentra reflejo en la imagen de un iceberg: tan sólo es visible un 20% del total, el 80% restante se encuentra por debajo del a superficie y hace referencia fundamentalmente a las emociones. Si sólo prestamos atención a los hechos estamos ciñéndonos al 20% de la comunicación.

-Intentar escuchar la verdad: a veces lo que dice el otro es cierto, pero no queremos escucharlo. Quizá plantee objeciones o diga cosas que no deseamos oír. Si estos comentarios nos parecen de mala educación o improcedentes tenderemos a pasarlos por alto, pero es posible en que en ellos haya algo de verdad. Aquí el punto clave es olvidarnos de prejuicios acerca de quién nos habla y tratar de ver qué verdad se esconde en esos comentarios.

-Limitar el tiempo que hablamos: el límite de atención seguida que tiene la generalidad de las personas es de 30 segundos. No deberíamos ocupar más de ese tiempo sin ceder la palabra o callarnos.

-Evitar la tendencia a pensar en qué diremos cuando el otro deje de hablar: si cada vez que habla el otro pensamos qué vamos a contarle cuando se calle, seguro que perderemos detalles importantes; incluidos aquellos que puedan llevarnos a conseguir un compromiso.

-Repetir los comentarios del otro: repetir los comentarios del otro es la manera más efectiva de demostrar que hemos oído lo que ha dicho.

-Preguntar de forma refleja: consiste sencillamente en repetir alguna de las palabras usadas por el interlocutor mientras le escuchamos. El otro dice: “el año pasado fue duro”. Respondemos: “¿duro, verdad?”. Preguntar de forma refleja refuerza la conexión en tres sentidos:  demuestra que se presta atención, que se comprende lo que dice la otra persona y lo que dice nos importa. Es una forma excelente de lograr que alguien siga hablando y revele más acerca de l queremos saber.

-Escuchar de forma compartida: a nadie le gusta la sensación de estar siendo sometido a un interrogatorio. Escuchar en una conversación, y desarrollar una conversación es una magnífica forma de conseguir que un persona se abra.

Blueindic

 


No hay comentarios

Añadir más