¿Puedo deducir un gasto si no tengo la factura?

¿Puedo deducir un gasto si no tengo la factura?

Como en muchas ocasiones hemos comentado, es necesario disponer del documento de la Factura para deducir el gasto de tu negocio en los impuestos fiscales del IVA e IRPF.

No obstante, existen ciertos gastos, que por sus características, no seria necesario disponer de la Factura para poder ser deducibles.

¿Puedo deducir un gasto si no tengo la factura? 

Para que exista validez fiscal en la deducción de un gasto, se deben cumplir las siguientes condiciones:

-El gasto debe tener una relación directa y clara con la actividad económica del negocio.

-El gasto debe estar justificado.

-El gasto debe estar registrado contablemente. 

Y es que la Ley General Tributaria indica la siguiente:

Los gastos deducibles y las deducciones que se practiquen, cuando estén originados por operaciones realizadas por empresarios o profesionales, deberán justificarse, de forma prioritaria, mediante la factura entregada por el empresario o profesional que haya realizado la correspondiente operación o mediante el documento sustitutivo emitido con ocasión de su realización que cumplan en ambos supuestos los requisitos señalados en la normativa tributaria. 

Es decir, ningún ticket o recibo valdría para poder justificar el gasto, ya que por otro lado, no cumplen con los requisitos formales solicitados: desglose del IVA, NIF y datos fiscales del receptor del gasto.

¿Cuáles son los gastos deducibles sin Factura?

Aun habiendo indicado en el punto anterior la obligación de la justificación del gasto, existen ciertos gastos que no serán necesarios disponerlos con factura:

-Gastos Financieros: 

Todos aquellos gastos relacionados con nuestra entidad bancaria, como por ejemplo: gastos de mantenimiento de la cuenta, cuota de la tarjeta de crédito, intereses de préstamos, comisiones, etc…

-Póliza de Seguro:

Para poder deducírtelo, tan solo necesitarás el extracto bancario en el cual se refleja el número de la póliza, nombre del titular y su importe. Las pólizas pueden ser tales, como: la de responsabilidad civil, de local, etc…siempre que tengan relación directa con la actividad.

-La cuota de Autónomo:

Lo más probable es que tengas la cuota domiciliada mensualmente. Ante este caso, tan solo será necesario disponer del extracto bancario.

-Sueldos y Salarios: 

Se trata de cualquier gasto que esté asociado a la nómina de tus trabajadores. La nómina es el documento justificativo.

-Traspasos y contratos privados:

Muchos de los contratos sirven como elementos justificables. Además, deberás conservar el extracto bancario que muestra el importe y operación.

-Impuestos estatales: 

Impuestos como el IAE, de la basura, de circulación, etc… que tengan relación directa con tu actividad como Autónomo.

 

Así pues, aunque en la mayoría de ocasiones se hace necesario disponer de la Factura ante un gasto (Compra de mercancía, o gasto de internet en tu oficina…) existen otros gastos que no requieren de la Factura, sino de otro tipo de documento justificativo.

Conocer está información te permitirá generar mayor gastos deducibles en tu negocio, y por lo tanto, pagar menos impuestos, ya sea por el IRPF o por el Impuesto de Sociedades.

Con Blueindic, el programa de Facturación y Contabilidad online para Autónomos y Empresas, podrás gestionar todos tus gastos en el programa, de una forma ágil, simple y visual. En cada registro, podrás adjuntar el documento de la factura, extracto bancario u otro justificante, que te permitirá disponer de toda tu documentación en un único lugar: Blueindic. Organizada y controlada para ganar tiempo y eficiencia en tu negocio.

¡Compruébalo en nuestra versión gratuita!

https://www.blueindic.com/

 


No hay comentarios

Añadir más