¿Qué son los gastos de constitución y primer establecimiento?

¿Qué son los gastos de constitución y primer establecimiento?

Cuando tienes intención de iniciar un nuevo proyecto mediante la creación de una Empresa (Sociedad Limitada, por ejemplo) verá que aparecen unos primeros gastos que tendrán un carácter obligatorio y necesarios para poder crear y arrancar el negocio desde cero.

Es decir, ¡No podrás librarte de ellos!

Este tipo de gasto no está relacionado con la compra de maquinaria o mobiliario, sino los por trámites jurídicos y fiscales, tales como la escritura de constitución ante notario, incluir tu empresa en el registro mercantil, o posibles impuestos iniciales.

Debes tener en cuenta que los gastos de constitución serán diferentes en función del tipo de empresa y sociedad que quieres crear. No es lo mismo constituir una sociedad Anónima que una sociedad Limitada.

¿Qué son los Gastos de Constitución?

Son los gastos iniciales que aparecerán por el hecho de crear la Sociedad.

¿Qué gastos de constitución pueden aparecer?

-Registrar el nombre en el Registro Mercantil

Es el primer paso para constituir una sociedad. Debes elegir el nombre y reservarlo para que nadie más pudiera utilizarlo.

-Gastos de Notaría

La escritura de constitución de la sociedad que crearás es publica. Por lo tanto, deberás acudir a un Notario para que sea firmada.

-Registro Mercantil

Una vez la sociedad ha firmado su escritura de constitución, esta debe registrarse en el Registro Mercantil en la localidad que la sociedad tendrá su domicilio social.

-Honorarios de Gestores y Asesores

Deberás pagar los costes generadores por gestores y asesores por ayudarnos en la tramitación de todos los proceso realizados en los puntos anteriores.

¿Qué son los gastos de primer establecimiento? 

Los gastos de establecimiento se definen como aquellos gastos que la empresa necesitará, una vez constituida, para poder arrancar y poner todo en funcionamiento. 

Podrían ser gastos como: De publicidad (anuncios, folletos, creación de la página web, etc…), gastos técnicos (realizar instalaciones, etc…) o de formación inicial de personal, por ejemplo.

En función de la peculiaridad y características de la empresa, los gastos de primer establecimiento podrán ser mayores o menores.

Empresas industriales deberán realizar importantes gastos de primer establecimiento para arrancar su proyecto. En cambio, empresas de servicios, por ejemplo, requerirán pocos gastos en esta primera fase.

¿Cómo se contabilizan estos tipos de gasto?

Hasta la entrada del nuevo plan general contable de 2017,  estos gastos se consideraban activos, y por lo tanto, debían amortizarse.

A partir del cambio,  ya no se tratan como activos, ya que no se consideran inversiones de futuro. Por lo tanto, deberán contabilizarse como gastos del ejercicio en el que se producen.

 

Blueindic, el programa de Facturación y Contabilidad online para Autónomos y Empresas.

https://www.blueindic.com/


No hay comentarios

Añadir más