¿Diferencias entre Estimación Directa y Estimación Objetiva?

¿Diferencias entre Estimación Directa y Estimación Objetiva?

¡Has tomado la decisión de emprender un nuevo proyecto!. Si te has aventurado siendo Autónomo en lugar de Empresa, deberás darte de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos. El RETA.

Entre las primeras decisiones como Autónomo, deberás decidir con qué régimen quieres acogerte para declarar el impuesto del IRPF. Es decir, notificar ante la Agencia Tributaria cual será el mecanismo con el que calcularás tu tributación del IRPF. 

En esta decisión, podrás decidir entre dos regímenes:

-Régimen de estimación Directa (Que se desglosa en Normal y Simplificada).

-Régimen de estimación Objetiva (También conocida como Módulos).

Y la verdad es que la decisión de elección entre uno u otro es muy importante para tu negocio. Ya que dependiendo de una elección u otra, tus obligaciones fiscales podrían ser diferentes.

Desde Blueindic, y con este artículo, queremos ayudarte a conocer con mayor detalle las características y beneficios en cada una de las dos estimaciones.

¿Diferencias entre Estimación Directa y Estimación Objetiva?

1.-Estimación Directa (Normal o Simplificada)

El método de cálculo con Estimación Directa puede tener 2 modalidades: La normal y la Simplificada.

Si escoges la estimación directa normal, tu negocio (y aunque seas Autónomo) estará obligado a realizar la contabilidad oficial regulada por el código de comercio.

La elección de esta modalidad complica y genera mayores obligaciones contables para tu negocio.

Por ello y si quieres emprender tu proyecto mediante la figura de Autónomo, no es recomendable la elección de esta estimación. 

Sin embargo, también existe la Estimación Directa Simplificada. Si como Autónomo te acoges a este régimen, no deberás realizar la contabilidad según el código de comercio.

Tan solo deberás realizar los libros oficiales.

Eso sí, para poder acogerte a la estimación directa simplificada, tu facturación en el año no puede ser superior a los 600.000€.

Lo más probable es que esta opción sea la más idónea para tu negocio. 

¿Cuáles son las principales diferencias entre la Estimación Directa Normal y la Simplificada?

Si has seleccionado la estimación directa normal, podrás escoger el sistema de amortización de tus inversiones (lineal, acelerada, etc…) 

En cambio, con la estimación directa simplificada, la amortización se realiza de forma lineal y constante durante toda la vida útil de la inversión realizada.

Además, con el régimen de estimación directa normal, no se puede deducir un gasto denominado como “de difícil justificación”.

1.-Estimación Objetiva (Módulos)

Si un Autónomo se acoge a este régimen y estimación, sabrá siempre el cálculo exacto de lo que deberá pagar por el IRPF en cada Trimestre. 

Es decir, el Autónomo que está en “Módulos” siempre pagará lo mismo. 

No obstante, nunca estará pagando dichos impuestos por los valores reales que obtiene.

Ya tenga beneficios o pérdidas en su negocio, siempre va a pagar el mismo importe.

Para poder acogerte a la estimación objetiva, debes cumplir con los siguientes requisitos:

-La actividad debe estar incluida dentro del Orden del Ministro de Economía y Hacienda que desarrolla este régimen.

Las actividades más comunes son: agrícolas, ganaderas, forestales y alguna de comercio al por menor.

-Que en el total de sus actividades, del año anterior, los ingresos no superen los 250.000€

-Que en el total de Facturas con retención de IRPF, no supere los 125.000€.

-Que el importe de compras por bienes y servicios, del año anterior, no supere los 250.000€ (Sin tener en cuenta las Inversiones).

¿Qué opción es mejor para mi negocio? ¿La estimación directa o la estimación objetiva?

Dependerá de los datos y previsiones en tu negocio. Si no tienes datos de cómo será el recorrido económico de tu negocio, quizás será mas aconsejable acogerte al régimen de estimación directa, ya que tus impuestos serán proporcionales a tus ingresos y gastos.

En cambio, si te acoges a la estimación objetiva, tengas pérdidas o ganancias, deberás tributar cada trimestre por el mismo importe (en función de las tablas especificadas por la Agencia Tributaria).

Por otro lado, si tu negocio es un bar, con poco personal y poca superficie de trabajo, pero a la vez con una alta actividad, el régimen idónea debería ser el de estimación objetiva (módulos) ya que las características mencionadas repercutirán en una cuota trimestral baja, en comparación con los beneficios reales.

Como ves, una decisión inicial en el proceso de alta como Autónomo, puede marcar claramente las obligaciones fiscales que asumirás en el negocio.

Por ello, y antes de tomar la decisión, analiza con mimo todos los aspectos clave y previsiones de tu negocio que te indicarán que te beneficiará a largo plazo:

¿Acogerte al régimen de estimación directa o estimación objetiva?

BannerPrincipalBlueindic-01-01-01

Hay 1 comentario

Añadir más

Publicar un nuevo comentario