Estimación directa o Estimación objetiva

¿Estimación directa o Estimación objetiva? ¿Qué me interesa más como Autónomo?

En el momento de emprender un negocio y darte de alta como Autónomo, debes saber que existen dos posibilidades de tributación, en función del régimen que elijas:

-Régimen en estimación directa

-Régimen en estimación objetiva (También conocido como: Módulos).

El hecho de escoger entre un régimen u otro, conllevará una forma diferente de declarar tu impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Además, es muy importante la decisión elegida, ya que una vez notificada, no podrás cambiar de régimen de estimación hasta dentro de 3 años.

Veamos cada una de las posibilidades:

-Estimación Directa

Si eliges este Régimen, deberás tributar tus impuestos según lo que hayas facturado, en proporción a los beneficios y volumen de actividad.     

Se calculan los beneficios restando aquellos gastos que pueden ser deducibles de la actividad. A esta cantidad final, se le aplica el impuesto que le corresponde.

Es decir, este impuesto irá variando en el tiempo, en función de los ingresos y gastos reales que tenga tu actividad.

-Estimación Objetiva (Módulos)

Si eliges este Régimen,  también conocido como Módulos,  el proceso de tributación de impuestos es más simplificado.

Gracias a ello, las pequeñas empresas y autónomo pueden gestionar la tributación de su actividad económica de una forma más sencilla.

Antes de iniciar la actividad, ya sabrás cuanto tendrás que pagar por tus impuestos, ya que se fija en base a las características y sector al que pertenece tu negocio.

No obstante, no todos pueden adherirse a este tipo de estimación. Ya que se deben de cumplir una serie de requisitos:

-Que las actividades estén incluidas en la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda.

-Que el volumen de facturación de tu negocio no supere los 450.000€. (300.000€ en las actividades agrícolas y ganaderas).

-Que el volumen de compras de bienes y servicios, sin incluir las inversiones, en el año anterior no superen los 300.000€

-Que practiquen retenciones  del 1% en sus facturas.

-Que no hayan renunciado, ni estén excluidos del régimen simplificado del IVA.

Por lo tanto. ¿Cuáles son las principales diferencias entre la Estimación Directa y la Estimación Objetiva?

Para la estimación objetiva, es Hacienda quien realiza una estimación de tus ingresos en función de unas estadísticas de empresas del sector.

En cambio, en la estimación directa tan solo pagas por los ingresos  que hayas obtenido.

Por lo tanto, la principal diferencia radica en la manera en que se calcula el rendimiento final, que será la base para el cálculo del impuesto.

Entonces, ¿Qué régimen debo escoger: Estimación directa o Estimación objetiva?

No existe una única respuesta, ya que al tratarse cada empresa de manera diferente, se deberá analizar individualmente cual es el régimen más interesante para cada negocio.

No obstante, te explicamos varias características que te pueden ayudar a tomar la decisión:

1.-Debes confirmar que los epígrafes IAE de tu negocio son compatibles con el módulo que quieres escoger.

2.-Si decides escoger el régimen objetivo, pagarás siempre la misma cuota tributaria, independientemente de los ingresos y gastos que se produzcan. Es por ello, que este régimen debería escogerse si existen claros conocimientos del beneficio que se obtendrá para aquél periodo.

Por el contrario, el autónomo que decida acogerse al régimen directo pagará en función de sus rendimientos. Y a medida que genere más, mayores serán los pagos por impuestos.

3.-Antes de decidir por un régimen, debes realizar una previsión de la cuota a pagar, según tu negocio, para cada régimen. En el régimen objetivo, la base se calcula en función de ciertas variables: Personal contratado, superficie del local, etc…

4.-Si es imposible realizar una previsión de tus ingresos, es posible que en una fase inicial sea más aconsejable que te adhieras al régimen de estimación directa, ya que el pago del impuesto será proporcional a tus ingresos y gastos.

Si te decides por el régimen de estimación objetivo, y aunque no factures, igualmente tendrá que pagar según las tablas que indican Hacienda.

 

Como ves, un existe un régimen más apropiado que otro, ya que dependerá de las características de cada negocio.

Per a modo resumen, y poniendo un ejemplo, podríamos decir:

-Si tu negocio dispone de poco personal, el lugar de trabajo físico es pequeño, pero facturas bastante. El régimen de estimación idóneo para tu negocio es: Régimen de Estimación objetivo (Módulos).

-Si no tienes información o previsión de los ingresos que tendrás en los siguientes ejercicios económicos, es mas aconsejable adherirse a: Régimen de Estimación directa.

Blueindic

 


Hay 2 comentarios

Añadir más

Publicar un nuevo comentario