Los Impuestos que debe pagar un Autónomo

Los Impuestos que debe pagar un Autónomo

Iniciar un nuevo proyecto como Autónomo supone aceptar una serie de obligaciones fiscales.

Entre dichas obligaciones, se encuentran las de presentar y pagar trimestralmente diferentes Impuestos relacionados con la actividad desarrollada en tu negocio. 

Se trata de requerimientos tributarios. Que conllevan que el Autónomo deba registrar la información de su negocio (Facturas emitidas, facturas recibidas, etc…) de forma periódica, ante la presentación de los modelos tributarios e impositivos de la Agencia Tributaria.

Por este motivo, desde Blueindic queremos explicarte cuáles son los principales Impuestos con los que te encontrarás si decides darte de alta como Autónomo.

Los Impuestos que debe pagar un Autónomo

Por regla general, el Autónomo debe asumir dos tipos de impuestos:

-El Impuesto del Valor añadido (IVA)

-El Impuesto de la renta de las Personas Físicas (IRPF)

El IVA

El Impuesto sobre el Valor añadido es un impuesto que recae sobre el consumidor final. Es decir, como Autónomo, tan solo haces de recaudador y de intermediario con la Agencia Tributaria.

Por lo tanto, aunque no sea un impuesto que afecta a los resultados de tu negocio, tienes la obligación de liquidarlo trimestralmente.

Es decir, al final de cada trimestre deberás devolver el IVA que hubieras cobrado en tus Facturas emitidas y recibir el IVA que hubieras pagado en tus Facturas recibidas.

Para cada trimestre, se hace la diferencia entre estos dos tipos de IVA y el resultado final se declara ante la Agencia Tributaria mediante el modelo 303.

A modo resumen:

-Si el IVA cobrado es superior al IVA pagado, te tocará pagar a la Agencia Tributaria la diferencia. (Por ello, es importante no utilizar el dinero del IVA para otros aspectos de tu negocio).

-Si el IVA pagado es superior al IVA cobrado, la Agencia Tributaria te deberá este importe económico. Durante los tres primeros trimestres del año, la única opción posible es compensarlo con trimestres siguientes.

Para el último trimestre del año, el 4º, la Agencia Tributaria te permite devolverlo.

Anualmente, también se debe declarar y presentar el modelo 390. Este modelo, que tan solo es informativo, se realiza para trasladar el resumen de todos los modelos 303 del año anterior.

El IRPF

El IRPF es el impuesto que grava la renta de las personas físicas, incluidos los Autónomos.

Es decir, la Agencia Tributaria al final de cada año, y en función de los beneficios obtenidos en tu negocio, te cobrará unos impuestos.

Tal y como ocurre con un trabajador asalariado por cuenta ajena, en el que le van realizado retenciones de IRPF (anticipando el pago de la declaración de la renta), para el Autónomo es el mismo proceso.

Dichas anticipaciones de IRPF, pueden realizarse mediante dos vías:

-Retenciones de IRPF en las Facturas que se emitan: 

Existe la posibilidad de incluir una retención de IRPF en la Factura de Venta. Esta retención se calculará en función de la base imponible y hará disminuir el coste final de la Factura que deberá pagar el cliente.

Los valores posibles en las retenciones de IRPF son:

-7% para los Autónomos iniciales, y durante los primeros tres años.

-15% para el resto de Autónomos.

Ante esta situación, es el Cliente receptor de la Factura quién debe pagar, a tu nombre y ante la Agencia Tributaria, la retención de IRPF especificada en la Factura que se ha emitido.

-Realizar el modelo 130:

Si no has realizado retenciones de IRPF en las Facturas, o bien, las realizadas no superan el 70% del total de tu Facturación, estás obligado a realizar el modelo 130 trimestralmente.

En este modelo, se indican los ingresos y gastos obtenidos durante el trimestre. Obtenido el beneficio, se le aplica una tasa impositiva del 20% que deberá ser pagada ante la Agencia Tributaria. 

Al final del año, y ante la declaración de la renta, los beneficios reales obtenidos generarán que la Agencia Tributaria te devuelva una parte de las retenciones previas realizadas, o bien, aún te toque pagar algo más.

Otros modelos impositivos a realizar por un Autónomo

Los impuestos y modelos anteriormente detallados, son los obligatorios para cualquier tipo de Autónomo.

No obstante, y según las características del negocio y operaciones que se realizan, puedan aparecer otros modelos impositivos que deberás cumplir como Autónomo.

¡Te los detallamos!

Modelo 111

Tal y como hemos indicado en el apartado del IRPF, existe la posibilidad de realizar retenciones de IRPF en las Facturas que emitas. Dichas retenciones, deberán ser pagadas por los Clientes que reciban las Facturas.

Pues bien, si en tu negocio recibes alguna factura de otro profesional Autónomo que te haya emitido una Factura con retención de IRPF, deberás realizar el pago ante la Agencia Tributaria mediante el modelo 111.

Dicho modelo, siempre y cuando tengas retenciones de IRPF recibidas en facturas, deberá realizarse trimestralmente.

Modelo 115

Si en tu negocio dispones de un local u oficina arrendada, lo más probable es que en la Factura que recibes cada mes se indique una retención de IRPF.

Si es el caso, deberás pagar dicha retención ante la Agencia Tributaria mediante el modelo 115.

Tal y como ocurre con el modelo 111, es una declaración trimestral.

Modelo 347

Este modelo impositivo, es tan solo informativo y se realiza de forma anual. Con este modelo, se comunica a la Agencia Tributaria con qué Clientes y Proveedores se han realizado actividades económicas con importes superiores a 3005€ durante la totalidad del año.

La Agencia Tributaria utiliza este modelo para cruzar información entre empresas con el fin de averiguar si se producen fraudes, etc…

Modelo 349

Al igual que el modelo 347, este modelo tan solo es informativo. Con él, se detallan las operaciones intracomunitarias que has realizado. No obstante, para poder realizar este modelo previamente es necesario haberse dado de alta en el ROI (Registro de operaciones intracomunitarias).

Como ves, aunque trabajes como Autónomo y tu negocio sea pequeño, estás en la obligación de llevar y realizar una serie de modelos impositivos de forma trimestral y anual.

 

Si tu información del negocio (Facturas de ventas y de gastos) está bien organizada y controlada, realizar dichos impuestos no deberían suponer un gran quebradero de cabeza.

Eso sí, es muy importante que tengas controlado en el calendario los plazos de presentación de los modelos impositivos. Un despiste o realizar un modelo fuera de plazo podría suponer una sanción económica para tu negocio.

Con Blueindic, el programa de Facturación online para Autónomos, podrás gestionar todas las operativas de tu día a día (Albaranes, Presupuestos, Facturas, registro de gastos, etc…) de una forma ágil, simple y visual.

Además, todos los datos se trasladan automáticamente hacía informes fiscales e impositivos que te servirán para presentar tus impuestos sin errores y en muy poco tiempo.

¡Con Blueindic ganarás en eficiencia y productividad! Compruébalo YA con nuestra versión gratuita.

https://www.blueindic.com/


No hay comentarios

Añadir más